En la mayoría de las personas las capacidades cognitivas se mantienen entre los 45 y 50 años. Estas capacidades cognitivas son procesos mentales con los cuales se recibe, se procesa y se elabora información.

Para cualquier actividad que realizan los seres humanos estas capacidades son indispensables, pero como todo lo que tiene que ver con el organismo, pueden verse afectadas por diferentes razones.

Con el propósito de prevenir su deterioro por el paso de los años o por algún tipo de enfermedad o trastorno, la estimulación de estas capacidades es tan importante como la actividad física para el cuerpo, ya sea para mejorarlas o mantenerlas.

¿Cuáles son las funciones cognitivas?

Para saber con exactitud a qué se hace referencia cuando se habla de estimulación cognitiva en mayores, es imprescindible saber cuáles son las funciones cognitivas:

  • La percepción. Es la capacidad que sirve para procesar y darle coherencia a la información que se recibe a través de los sentidos.
  • La atención, que es por la que se selecciona información para procesarla y dar una respuesta.
  • La memoria, que es la encargada del registro, almacenamiento y recuperación de la información.
  • El pensamiento. Es la capacidad de organizar y analizar la información para interpretarla o para la resolución de problemas.
  • El lenguaje, que es la función mediante la que se expresan e interpretan signos y símbolos.
  • La orientación. Gracias a esta los seres humanos tienen conciencia de sí mismos, de su entorno y del tiempo en que viven.
  • Las funciones ejecutivas son esa serie de actividades mentales complejas que permiten, entre otras, la planificación, revisión y organización.

Todas estas funciones inevitablemente van mermando en sus capacidades de manera natural y progresiva con los años. Yes que tal cual como el cuerpo, se ven afectadas por el proceso de envejecimiento. Y precisamente por eso es fundamental que sean estimuladas de manera adecuada bajo la supervisión de especialistas.

Profesionales especialistas en desarrollar planes y rutinas para la estimulación cognitiva como los que se pueden encontrar en empresas al servicio de la salud y la asistencia como SADA. Una atención integral para aquellas personas que requieren de apoyo y cuidados en todos los proceso para mantener o recuperar sus funciones cognitivas.

Ejercicios para la estimulación cognitiva

Para mantener y mejorar las capacidades mentales es necesario ejercitarlas. Y en este sentido, los ejercicios diseñados con este propósito deben estar concebidos y supervisados por especialistas en esta área de la salud.

A continuación, algunos de los más usuales y eficaces:

Ordenar palabras

Se presentan 4 filas con un determinado número de palabras. La idea es ir construyendo frases con palabras tomadas de cada una de las filas.

Enumerar objetos

Se presenta un cuadro con diferentes objetos de cualquier tipo, como herramientas o muebles o también puede hacerse con frutas. Como están desordenados en el cuadro, hay que prestar atención y contar cuánto hay de cada uno y anotarlo a un lado del cuadro.

Leer y elegir

En un cuadro hay 4 o 5 cinco definiciones diferentes y hay que elegir dentro del mismo cuadro cuál es la palabra que corresponde a cada definición.

Rodear símbolos

En un cuadro lleno de símbolos desordenados deben meterse dentro de un círculo todos aquellos que pueden ser distintos (unos 2 o 3), que se indica que deben ser señalados.

Parejas de cartas

Es el tradicional juego de cartas de memoria. Pueden ser de 40 o más cartas y de cada figura hay un par idéntico. Se barajan bien y se colocan boca abajo, y comienzan a levantarse para tratar de formar parejas. Cuando no coincide el par seleccionado, se vuelven a poner boca abajo, puesto que la idea es que se recuerde dónde está cada figura.

También te puede interesar: ¿Qué es la demencia senil?

Secuencias de números

Se indica oralmente una secuencia de números y la persona debe recordar en qué orden fue mencionado cada uno de ellos. Esa secuencia puede empezar por 5 números y se va aumentado la cantidad en la medida que se vaya avanzando.

Cuadernos de pasatiempo

Son cuadernos que contienen los pasatiempos más comunes y tradicionales, como crucigramas, sopas de letras, sudokus, o hallar las diferencias en dos imágenes similares y otros. Con estos se estimulan el razonamiento, la atención, la percepción y la memoria.

Con el apoyo de la tecnología

Los grandes avances de la tecnología permiten que actualmente pueda accederse a plataformas especializadas que contienen numerosos ejercicios para las diferentes funciones o capacidades cognitivas.

También hay una buena variedad de aplicaciones para descargarlas en dispositivos móviles. Estas aplicaciones han sido desarrolladas por neurólogos, neuropsicólogos y psicólogos.

Entre estas pueden distinguirse las que son más recomendables para adultos mayores sanos y las que sirven para adultos mayores con algún tipo de trastorno o patología.

En algunas de estas apps se puede jugar entre varios, a modo de competición, e incluso llevar estadísticas de la cantidad de juegos ganados o completados.